Prueba gratuita de audífonos

Es hora de abordar la pérdida de audición Concierta una consulta con un profesional de la audición para iniciar tu viaje hacia una mejor audición.

¿Qué edad tienes?

¿Actualmente utilizas audífonos?

¿Has hecho una revisión auditiva en el último año?

Por favor, introduce tu código postal:

El código postal no es válido.

El código postal no es válido.

Por favor, introduce tu nombre:

Por favor, introduce tus datos de contacto:

¡Gracias!

En breve nos pondremos en contacto contigo para confirmar tu cita.

Reserva hoy un consulta sin compromiso con un audioprotesista titulado para descubrir si sufres de pérdida auditiva. Si tu pérdida auditiva se puede tratar con un audífono, se te presentarán varias opciones específicas en función de tus necesidades, estilo de vida y presupuesto. Descubrirás todas las características que ofrece un audífono y cómo puede ayudarte a disfrutar de la vida al máximo. 

Dado que es posible que te hayas acostumbrado a la pérdida auditiva progresiva, el uso de audífonos por primera vez requerirá un período de adaptación. La prueba de los audífonos sin riesgo durante 30 días te dará todo el tiempo que necesitas para probarlos cómodamente en casa en diferentes situaciones de escucha. Esto te permitirá tomar una decisión informada y determinar si los audífonos son una buena solución para ti. 

Un estudio de 2017 de usuarios de audífonos (de 55 a 79 años) comparó a las personas que confiaron en un audioprotesista titulado con las personas que no lo hicieron (todos los participantes recibieron el mismo dispositivo). Las personas que habían seguido el programa personalizado de información y asesoramiento sobre audífonos y se sometieron a pruebas reales del oído tenían muchas más probabilidades de comprar audífonos después de un ensayo de seis semanas. Este resultado subraya la importancia de trabajar en estrecha colaboración con un audioprotesista titulado.

Cuando te acostumbres a usar audífonos, probablemente te sorprenderá tu capacidad para escuchar sonidos cotidianos, desde tus hijos o nietos jugando en el parque hasta pájaros que cantan en el patio, tu programa de televisión favorito y conversaciones por teléfono.