Piercing infectado en la oreja: causas, síntomas y tratamiento

Chica con dolor de oído

Los piercings en la oreja son una forma popular de expresión personal y belleza, pero en algunas ocasiones, a pesar de que se han realizado en un centro especializado y se han respetado todas las normas de higiene para la cicatrización, se produce una infección por el piercing. En este artículo, exploraremos las causas, síntomas y tratamientos para el piercing infectado en la oreja.

¿Qué puede causar un piercing infectado en la oreja?

Las infecciones en el piercing de oreja pueden ser causadas por varios factores. Estos incluyen:

  • Higiene inadecuada durante el procedimiento: La infección puede ocurrir si el piercing se realiza en condiciones higiénicas deficientes. Es esencial elegir un centro autorizado y especializado para minimizar este riesgo.
  • Cuidado inadecuado durante la cicatrización: Después de la perforación, es crucial seguir las recomendaciones de higiene proporcionadas por el profesional que realizó el piercing. Si no se cuida adecuadamente, la herida puede infectarse.
  • Contacto con bacterias presentes en nuestras manos: Tocar la zona perforada con las manos sucias puede introducir bacterias en la herida y causar una infección del oído.
Mujer con auriculares
¡Cuida tu salud auditiva ahora!

Reserva hoy una consulta sin compromiso.

Pide cita

Síntomas de una infección de piercing en la oreja

Es fundamental reconocer los síntomas de una infección en el piercing en la oreja para tomar medidas a tiempo. Los principales síntomas incluyen:

  • Enrojecimiento e hinchazón alrededor de la herida: Una infección a menudo se manifiesta con enrojecimiento e hinchazón en el área del piercing.
  • Sensación de latidos o calor en la zona del piercing: Puedes experimentar una sensación de latidos o calor en la zona afectada.
  • Dolor al tacto y sensibilidad excesiva: El piercing infectado suele ser doloroso al tacto, y la piel circundante puede ser muy sensible.
  • Secreciones con mal olor de líquido amarillento o verdoso (pus): La acumulación de pus es un signo claro de infección. Esta secreción puede tener un olor desagradable.
  • Fiebre: En casos graves de infección, es posible que experimentes fiebre.

Síntomas de una infección de piercing en la oreja

Es fundamental reconocer los síntomas de una infección en el piercing en la oreja para tomar medidas a tiempo. Los principales síntomas incluyen:

• Enrojecimiento e hinchazón alrededor de la herida: Una infección a menudo se manifiesta con enrojecimiento e hinchazón en el área del piercing.

• Sensación de latidos o calor en la zona del piercing: Puedes experimentar una sensación de latidos o calor en la zona afectada.

• Dolor al tacto y sensibilidad excesiva: El piercing infectado suele ser doloroso al tacto, y la piel circundante puede ser muy sensible.

• Secreciones con mal olor de líquido amarillento o verdoso (pus): La acumulación de pus es un signo claro de infección. Esta secreción puede tener un olor desagradable.

• Fiebre: En casos graves de infección, es posible que experimentes fiebre.

Oreja hinchada y roja después del piercing

Es normal experimentar dolor en la oreja después de un piercing, y este dolor puede persistir durante algunas semanas. Sin embargo, si el dolor se vuelve intenso y se acompaña de síntomas como la salida de pus, fiebre o palpitaciones, es importante tomar medidas.

Salida de pus de un piercing en la oreja

Las infecciones bacterianas suelen dar lugar a la acumulación de pus alrededor de la herida causada por el piercing en la oreja. Si no se aborda adecuadamente, podría ser necesario realizar un drenaje quirúrgico, lo que podría resultar en cicatrices. En caso de notar la presencia de bultos en la piel (queloides), es crucial consultar a un médico para evaluar si se necesita una extracción quirúrgica.

Cómo curar un piercing infectado en la oreja

La forma de curar una oreja infectada por pendiente o piercing infectado en la oreja depende de la gravedad de la infección. Aquí hay algunos pasos que puedes seguir para el tratamiento:

Remedios caseros

Durante las primeras 48 horas de la aparición de los síntomas de una infección en el piercing, es posible considerar la aplicación de remedios caseros como medida inicial.

Esto incluye la limpieza del piercing dos veces al día utilizando una solución salina, que puede ser adquirida en forma preparada o preparada en casa mezclando agua con sal común.

Es fundamental mantener la herida lo más limpia posible. Esto se logra mediante un lavado cuidadoso de la zona afectada con jabón neutro y un secado suave utilizando una gasa para evitar causar daño adicional a la piel.

Asimismo, el uso de suero fisiológico para lavar la herida contribuye a mantenerla limpia y previene la progresión de la infección. Después de lavar la herida, es importante secar la oreja con sumo cuidado usando gasas estériles.

Para infecciones leves, seguir estos consejos, junto con la aplicación de una crema antibiótica especializada, puede ser suficiente para aliviar el dolor y lograr la curación del piercing como el hélix. Sin embargo, en casos más graves que se caractericen por dolor intenso, presencia de pus o fiebre, es esencial buscar atención médica.

Evitar factores de riesgo

Durante el tratamiento, evita la exposición al sol, el contacto con la arena, el agua de las piscinas y el uso de cosméticos en la zona afectada. No retires el piercing durante más tiempo del necesario para su limpieza.

Cuándo acudir a un médico

Médico con estetoscopio

Si la infección no mejora en 48 horas o experimentas fiebre, es importante consultar a un médico. Pueden prescribirte cremas antibióticas locales o antibióticos orales según sea necesario.

Cómo evitar que se infecte un piercing en la oreja

La prevención es la clave para evitar infecciones en el piercing de oreja. Tomando precauciones adecuadas y confiando en profesionales con las garantías necesarias al realizar tu perforación, las probabilidades de sufrir una infección en tu piercing en la oreja son mínimas. Aquí hay algunas medidas que puedes tomar:

1. Elige un centro especializado

Asegúrate de dirigirte a un centro autorizado y especializado para la perforación de orejas y evita los piercings realizados por aficionados.

2. Higiene constante

Lávate siempre las manos antes de tocar la zona que debe cicatrizar.

3. Supervisa el material de tu piercing

Utiliza pendientes de acero quirúrgico, un material hipoalergénico que reduce el riesgo de empeorar la infección, tal como sugieren los profesionales de perforación.

4. Evita perfumes y maquillaje

Si notas signos de infección, abstente de usar perfumes y maquillaje, ya que podrían agravar la situación. Recomendamos recoger el cabello para evitar que se enrede en el piercing.

Doctora que sonríe a una paciente
Noticias, consejos y remedios para su salud auditiva

Mantente al día de las últimas noticias y consejos sobre salud auditiva y audífonos. Descubre todo lo que necesitas saber.

Consejos sobre salud auditiva

Grano en el piercing de la oreja

Un grano en la oreja puede ser una experiencia incómoda y, a veces, dolorosa. Estos granos, que a menudo se desarrollan alrededor de la zona del piercing, son generalmente el resultado de una infección o una irritación en la perforación. La acumulación de células muertas de la piel, suciedad o bacterias en el área del piercing puede desencadenar la formación de un grano. Si notas un grano en tu piercing, es importante mantener la zona limpia y evitar tocarlo con las manos sucias. En la mayoría de los casos, los granos en los piercings de oreja se pueden tratar con cuidados locales, como limpieza con solución salina y evitar el uso de joyería de baja calidad. Sin embargo, si el grano persiste o empeora, es recomendable consultar a un profesional de la salud o a un piercer experimentado para recibir orientación y tratamiento adecuado.

Tipos de infecciones

1. Infección en el lóbulo de la oreja perforada

Cuando se perfora la oreja, es común experimentar un ligero dolor durante las primeras semanas. Sin embargo, se considera una infección cuando este dolor se acompaña de enrojecimiento, hinchazón e irritación. La clave para prevenir complicaciones es actuar a tiempo y abordar el problema adecuadamente.

2. Infección de un piercing viejo en la oreja

Si una infección no se trata correctamente, con el tiempo puede agravarse y tener consecuencias más serias para la salud. En estos casos, se recomienda consultar a un dermatólogo para identificar la causa específica del problema.

3. Tragus, septum y hélix infectados

En el caso de piercings especiales como el hélix, tragus, torre o daith, es fundamental seguir las indicaciones específicas proporcionadas por el profesional que realizó la perforación. Las pautas de higiene y los plazos de recuperación pueden variar para cada tipo de piercing.

Prueba de audición gratuita y cerca de casa

¿Quieres volver a escuchar? Concierta una prueba de audición en un centro cercano de forma gratuita y sin compromiso. Deja tus datos para que nos pongamos en contacto contigo y llevemos a cabo una prueba de audición gratuita en tu ciudad.

 

 

Los beneficios de EarPros:

  • Más de 700 centros en toda España
  • Profesionales de la audición especializados
  • Asesoramiento gratuito
  • Prueba gratuita del audífono durante 30 días

Utiliza un código postal válido.

Utiliza un código postal válido.

Gracias por ponerte en contacto con nosotros

Te llamaremos tan pronto como sea posible para concertar la cita.

Consecuencias de una infección en el piercing de la oreja

En caso de sospecha de una infección en la oreja debido a una perforación, es fundamental buscar atención médica inmediata para evitar posibles complicaciones. El tratamiento oportuno con remedios caseros o antibióticos recetados puede llevar a una rápida resolución de la infección sin consecuencias significativas. Sin embargo, la falta de tratamiento puede dar lugar al desarrollo de abscesos, sepsis, síndrome de choque tóxico, cicatrices y reacciones alérgicas.

Alergias derivadas del uso de pendientes

El níquel es la causa más frecuente de alergia a los pendientes, y los síntomas suelen aparecer en forma de erupción cutánea acompañada de picor a las 12-48 horas del contacto. Si no se quita el pendiente, la erupción puede persistir. Otros síntomas pueden ser enrojecimiento, picor, descamación de la piel, ampollas y secreción de líquido.

Infecciones alérgicas

Las reacciones alérgicas a metales irritantes o no alérgicas pueden desencadenar infecciones. Esto ocurre porque la alergia induce picor, lo que, a su vez, puede llevar a rascarse la zona afectada, aumentando el riesgo de infección.

Oreja en coliflor

La oreja de coliflor puede ser consecuencia de piercings mal hechos o infectados. Normalmente, estos efectos secundarios son leves y el daño tisular se cura rápidamente. Es crucial esperar a que no haya inflamación y la oreja haya vuelto a la normalidad antes de someterse a cualquier tipo de perforación.

Fibroma o quiste detrás de la oreja

Después de hacerse un piercing en la oreja, la inflamación del lóbulo puede provocar la aparición de un fibroma reactivo o quiste detrás de la oreja. Esto puede aparecer como un pequeño bulto doloroso situado detrás del lóbulo de la oreja, causando molestias al tacto.

Remedios para las infecciones alérgicas

Un tratamiento eficaz para las alergias al níquel consiste en una vacuna que induce tolerancia al níquel. Este método se utiliza desde hace muchos años y suele ser bien tolerado. Los síntomas de la alergia al níquel también pueden tratarse con productos tópicos o medicamentos orales recetados por un profesional sanitario. Es aconsejable utilizar pendientes de materiales hipoalergénicos, como oro de 14 quilates, acero quirúrgico o plata, para evitar reacciones alérgicas.

1.Causas de un quiste detrás de la oreja

Una causa probable de un quiste detrás de la oreja es la formación de un nódulo fibroso reactivo o un pequeño quiste dentro del lóbulo de la oreja, que provoca una obstrucción parcial del orificio del piercing. Esta obstrucción puede provocar irritación y aumentar potencialmente el riesgo de infección al llevar pendientes.

2. Tratamiento de un quiste detrás de la oreja

Si experimenta este síntoma, es aconsejable evitar el uso de pendientes y limpiar el lóbulo de la oreja afectada. El médico puede recomendar la aplicación tópica de cortisona o crema antibiótica. Si el problema persiste, es necesario consultar a un dermatólogo para explorar soluciones. En casos graves, puede ser necesaria una intervención quirúrgica.

Artículos relacionados

Joven mujer expresando dolor

Salud auditiva

Causas del dolor detrás de la oreja

Descubre más
Médico que realiza la prueba de nivel auditivo del paciente

Salud auditiva

Pinchazos o punzadas en los oídos

Descubre más
Médico sonríe a un paciente mientras sostiene audífonos

Salud auditiva

Ruidos de colores blanco, rosa y marrón

Descubre más
Chico tocando sus orejas rojas

Salud auditiva

Orejas rojas y calientes: causas

Descubre más