6 Remedios para limpiar los oídos

El oído de un hombre del que sale una onda

¿Eres una persona a la que le gusta limpiarse los oídos con regularidad? Puede que te resultes satisfactorio, pero tus oídos pueden encargarse del trabajo por ti. Aunque tus oídos producen cerumen de forma natural, esa acumulación pegajosa de color marrón anaranjado conocida como cera de los oídos, también pueden limpiarlos.

El cerumen es esencial para la protección y lubricación de los oídos, y también actúa como filtro para mantener alejados elementos nocivos como el polvo y la suciedad. Cuando el cerumen ha hecho su trabajo, los movimientos que haces al comer y hablar ayudarán a que la cera salga del oído.

Pero, ¿qué puedes hacer si se te acumula un exceso de cera en los oídos o simplemente quieres limpiártelos tú mismo? A continuación te explicamos cómo limpiarte los oídos en casa de forma natural.

Cómo limpiar correctamente los oídos: 6 remedios

La regla de oro a la hora de limpiarse los oídos es no introducirse nada demasiano pequeño. Eso significa no utilizar bastoncillos de algodón, horquillas ni ningún otro objeto pequeño y estrecho. En lugar de eliminar el cerumen, podrías estar introduciéndolo más profundamente en el oído, lo que provocaría una acumulación o que el cerumen quedara impactado. También se corre el riesgo de dañar la delicada piel del conducto auditivo o incluso el propio tímpano, lo que podría provocar infecciones del oído.

La mejor y más recomendada forma de limpiar los oídos es acudir al médico o al audioprotesista, que utilizará instrumentos especializados para eliminar de forma segura cualquier resto o exceso de cerumen.

Sin embargo, también existen algunos remedios caseros para limpiarse los oídos que puedes probar:

1. Paño húmedo

Una forma muy sencilla y segura de limpiar los oídos es humedecer una toalla de papel o un paño con agua tibia.

Escurre el exceso de humedad y luego utiliza el paño para limpiar suavemente las zonas externas de la oreja, sin olvidarte de detrás de las orejas. De este modo, no sólo eliminarás el exceso de cera visible en el oído externo, sino que también mantendrás tus oídos frescos y eliminarás los malos olores.

Sin embargo, asegúrate de no introducir ninguna parte del paño en el conducto auditivo, ya que podría ser perjudicial. Una vez que hayas terminado, puedes secarte suavemente los oídos con una toalla limpia.

2. Gotas para los oídos

Las gotas para limpiar los oídos se han convertido en un método habitual para eliminar el exceso de cera. Puedes comprar gotas para los oídos para usar en casa o incluso aprender a limpiar correctamente los oídos con una solución casera. Puede ayudar a ablandar y aflojar la cera del oído para ayudarla a salir o facilitar su eliminación mediante irrigación.

Para utilizar las gotas para los oídos:

  1. Túmbate de lado y, con el gotero, introduce unas gotas de la solución en el oído.
  2. Permanece en esa posición entre 5 y 10 minutos
  3. Repite este proceso de ablandamiento de la cera varias veces antes de que el exceso de cera del oído finalmente caiga.

Este método te permitirá limpiar la cera de tus oídos. Si nota que los síntomas no mejoran, consulta a tu médico o audioprotesista.

3. Irrigación

Si experimentas un problema persistente con la cera, la irrigación del oído puede ayudar.

Se utiliza un instrumento que introduce agua a presión en el conducto auditivo y desaloja el cerumen persistente. Puede hacerlo tu médico o puedes aprender a limpiar correctamente los oídos en casa con un kit de irrigación. Estos kits utilizan agua sola o agua y solución salina.

Antes de irrigar el oído, suele ser una buena idea utilizar gotas para los oídos para ayudar a aflojar la cera.

A continuación, calienta el agua a la temperatura corporal, asegurándote de que la solución no esté ni demasiado caliente ni demasiado fría. Con una jeringuilla, vierta suavemente la solución en el conducto auditivo.

Debes evitar la irrigación para limpiarse los oídos si presenta alguna de las siguientes situaciones:

  • Agujeros en el tímpano
  • Un tubo en el tímpano
  • Diabetes
  • Afecciones de la piel en el oído o cerca de él, como eccema.

4. Frotar alcohol

Frotar alcohol en los oídos puede ser un método de limpieza eficaz, ya que ayuda a eliminar el exceso de cera y suciedad a la vez que desinfecta el conducto auditivo previniendo infecciones y otros problemas relacionados con los oídos.

5. Agua oxigenada y peróxido de hidrógeno

Limpiar los oídos con agua oxigenada, que contiene peróxido de hidrógeno, es un método común para eliminar el exceso de cerumen en el canal auditivo. Consiste en utilizar gotas o una mezcla de agua tibia y agua oxigenada que se inyecta en el oído con una jeringuilla.

Sin embargo, es importante tener en cuenta los riesgos asociados y evitar realizar este procedimiento de forma casera para evitar daños en el conducto auditivo y en la membrana del tímpano.

El agua oxigenada actúa suavizando la cera y eliminando microorganismos, bacterias y virus que pueden causar inflamaciones y otitis. Al entrar en contacto con el cerumen, el peróxido de hidrógeno genera una reacción química que produce espuma, lo cual ayuda a aflojar y eliminar la cera.

Es fundamental consultar a un médico antes de llevar a cabo este tipo de limpieza para asegurarse de que se realice de manera adecuada y segura.

6. Sprays para la higiene del oído

Una opción comúnmente utilizada para limpiar los oídos es el spray para la higiene auditiva.

Estos sprays están diseñados para ayudar a eliminar el exceso de cerumen y mantener el equilibrio adecuado en el canal auditivo.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que no debe utilizarse en caso de otitis, perforación del tímpano ni en niños menores de 30 meses.

Antes de comenzar a utilizarlo, es recomendable leer y seguir las instrucciones de uso proporcionadas en el manual del producto.

Por lo tanto, se recomienda considerar alternativas naturales para mantener la higiene del oído.

Mujer con auriculares
¡Cuida tu salud auditiva ahora!

Reserva hoy una consulta sin compromiso.

Pide cita

Limpiar los oídos taponados

Puede que sientas la tentación de limpiarte los oídos porque los tienes taponados. Sin embargo, el cerumen puede no ser el culpable. Existen otras causas posibles de los oídos taponados, como por ejemplo:

  • Líquido en el oído
  • Cambio de altitud
  • Infección sinusal o del oído medio
  • Presión sinusal
  • Daños por ruido

Si crees que tienes demasiada cera en los oídos y los tiene taponados, es mejor que pidas consejo antes de tratar el problema tú mismo. El exceso de cerumen es un problema frecuente. Sin embargo, puede hacer que tus oídos se sientan tapados, incómodos, dolorosos e incluso puede provocar una pérdida temporal de audición.

Conclusiones sobre las orejas a limpiar

Aunque nuestros oídos son maravillosamente inteligentes, también son una parte muy sensible y delicada del cuerpo. Por eso es esencial saber cómo limpiar los oídos de forma segura. En la mayoría de los casos, puedes dejar que tus orejas se cuiden solas y basta con limpiarlas suavemente con un paño húmedo. Sin embargo, si te preocupan tus oídos, pidas consejo a tu médico o audioprotesista lo antes posible.

Preguntas frecuentes

¿Cómo limpiar un oído que supura?

La limpieza de un oído que supura debido a una infección requiere cuidado y tratamiento adecuado. Se recomienda seguir las indicaciones de un especialista, quien puede recetar tratamientos farmacológicos y realizar una limpieza con algodón impregnado en una solución específica.

En algunos casos, pueden recetarse gotas antibióticas. Si la supuración persiste, se puede considerar la microsucción en el consultorio médico.

Es importante buscar atención especializada, ya que una supuración mal tratada puede causar complicaciones graves.

¿Cómo limpiar los oídos de un bebé?

Cuando se trata de la limpieza de los oídos de tu bebé, es importante saber hacerlo correctamente. A diferencia de lo que se piensa, no es necesario limpiar los oídos de los niños, ya que la cera cumple una función protectora en el canal auditivo. La cera actúa como una barrera natural contra bacterias y polvo.

Sin embargo, es seguro limpiar la parte externa del oído con suavidad, utilizando una toallita húmeda o un paño suave. Recuerda evitar introducir objetos en el canal auditivo y si tienes alguna duda sobre el cuidado de los oídos de tu bebé, consulta a un profesional de la salud.

Encuentra el mejor dispositivo para ti

Nuestros especialistas te guiarán en la elección, teniendo en cuenta tus preferencias de discreción y funcionalidad. Reserva una consulta gratis y sin compromiso en el centro más cercano a tu domicilio. 

Los beneficios de EarPros:

  • Más de 700 centros en toda España
  • Profesionales de la audición especializados
  • Asesoramiento gratuito
  • Prueba gratuita del audífono durante 30 días

Utiliza un código postal válido.

Utiliza un código postal válido.

Gracias por ponerte en contacto con nosotros

Te llamaremos tan pronto como sea posible para concertar la cita.
Un joven se agarra las orejas de dolor

Salud auditiva

Cómo aliviar el dolor de oídos en niños

Descubre más
Doctora sonriendo a una anciana que le devuelve la sonrisa

Protección auditiva

Tipos de tapones para la natación

Descubre más
Doctor mostrando los audífonos con la carcasa abierta

Audífonos

Audífonos MFi para iPhone

Descubre más

Salud auditiva

Cuánto duran los oídos tapados por mocos

Descubre más